Hoy toca día de pizza, tienes que probar esta delicia de receta, y es que te traigo una pizza diferente a las que siempre hacemos con tomate frito y queso en su base, ya que esta no lleva ninguno de esos dos ingredientes, se trata de una pizza alsaciana, que se cocina poniendo crema fresca de nata en lugar del tomate frito. Esta pizza es común verla en Alemania donde le llaman Flammkuchen y además de lo que os he contado, se caracteriza también por tener una base extra fina de masa y con una forma indefinida, no hace falta dejarla redonda, sino todo lo contrario.

Es típico ponerle como ingredientes principales cebolla en juliana y bacon, pero la que te propongo, llevará cebolla morada, tomatitos cherry y aceitunas moradas tipo kalamata, vamos una locura de pizza que estoy seguro que este finde la cocinas.

Aquí te dejo el vídeo para ver la receta con todos sus pasos:





Ingredientes

  • 175 gr harina de trigo
  • 90 gr agua
  • 1/2 cdta levadura en polvo de panadería
  • 1 cda aceite de oliva
  • 1/2 cdta sal
  • 100 gr crème fraîche
  • 4 cdas nata
  • Sal y pimienta
  • Una pizca nuez moscada
  • Tomates cherry
  • 1 cebolla morada cortada en juliana
  • Aceitunas moradas Kalamata
  •  


Paso 1

Comenzamos preparando la masa de la pizza, para ello precalentamos los líquidos para que luego la levadura actúe mejor. Programamos 30 segundos, a 40ºC y velocidad 2.


Paso 2

Añadimos el resto de ingredientes de la masa de pizza y programamos 2 minutos en velocidad de Amasar.


Paso 3

Sacamos la masa de la jarra, formamos una gran bola usando las manos, engrasamos un bol grande, ponemos dentro la masa y tapamos con un trapo, dejamos reposar la masa 1 hora.


Paso 4

Pasada la hora de reposo, cogemos la masa y la volvemos a amasar con las manos durante 2 minutos y formamos otra vez una bola. Colocamos un papel de hornear, ponemos la bola en el centro y vamos estirando la masa con un rodillo hasta que la dejemos extremadamente fina, no hace falta que la base de pizza quede redonda, ya que esta pizza alsaciana hay que dejarla tal cual con una forma indefinida. Llevamos el papel de horno con la base de pizza a una placa de horno.


Paso 5

Hacemos la crema de la base de la pizza. Juntamos todos estos ingredientes en un pequeño bol y los mezclamos con un tenedor. Al ser algo suave y tan poca cantidad no trae cuenta mezclar en la MyCook. Con la crema ya hecha la repartimos por encima de la base de pizza, como cuando ponemos una capa de tomate frito en una pizza normal.


Paso 6

Ponemos medias lunas de cebolla morada cortada en juliana repartida por toda la base de pizza, luego añadimos las mitades de tomates cherry y las aceitunas kalamata.


Paso 7

Precalentamos el horno a 200ºC y una vez caliente metemos la bandeja con la pizza, a 200ºC con calor por abajo y con ventilador puesto durante unos 15 minutos aproximadamente o hasta que veamos que los bordes de la pizza están dorados y crujientes. Vigila el tiempo pues al ser de una masa muy delgada se podría quemar enseguida.



Si pensabas comprarte una MyCook Touch, puedes conseguirla desde la página web oficial de MyCook con un importante descuento pulsando en el siguiente botón: