Hoy hablamos de hornos, en este post te ayudaré a elegir el tipo de horno que necesitas.

Esta información que te voy a dar te vendrá muy bien si estás en ese momento en el que te cambias de casa y necesitas elegir entre otras cosas un horno y no sabes bien cuál elegir, o bien tienes un horno muy básico y ahora que empiezas a cogerle el gusto a esto de cocinar, te apetece dar un salto a mejor y cambiar ese horno básico que te vino de serie en la cocina, porque estás harta de que tus bizcochos no suban o que los asados o se quemen o se te queden crudos. 

Si quieres puedes ver toda esta información resumida en mi vídeo:



Cuando vas a comprar un horno vas con la idea de que habrá 4 modelos y que será fácil elegir uno, para nada es así… yo te aconsejo que vayas a comprarlo con los deberes hechos y te informes bien, no tanto de las marcas y modelos específicos pero si al menos del tipo de horno que necesitas: ya que puede ser uno convencional o bien multifunción, que sea pirolítico o hasta que tenga función de vapor. Según todo esto te puedes gastar muy poco o pagar un precio muy alto por características que tal vez nunca llegues a usar.


Para darte respuesta a qué tipo de horno necesitas, te comentaré el que yo tendría en casa por orden de si cocinase poco, normal o mucho con él.

Si te quieres adelantar, aquí he seleccionado los modelos de horno que actualmente merecen la pena, échales un vistazo:




Horno convencional


Comenzando por el más básico, tenemos los hornos convencionales, son los más baratos, ya que los tienes desde los 165€, tienen un tamaño estándar y sus funciones se limitan a calentar el aire que está dentro con unas resistencias alojadas en la parte de arriba y de abajo.

Están enfocados a quienes casi no cocinan con él o casi nunca están en casa. Si quieres ahorrar espacio, además, existe la opción de tener en un mismo aparato el horno y el microondas. Algo ideal para cocinas muy pequeñas y para los solteros o para las familias pequeñas de dos o tres personas.



Los que llevan horno y microondas suelen ser algo más pequeños y suelen tener programas que combinan la cocción por microondas con la de horno convencional por lo que suelen ser más rápidos.

Por ejemplo este horno microondas que tengo en mi cocina, es un Whirlpool, y tiene convención de aire caliente y grill además de microondas, por lo que perfectamente te puede cocinar cualquier cosa que se haga en un horno convencional.


Además, casi todos los microondas de Whirlpool, vienen con un accesorio que me encanta, le llaman Plato Crisp y es una bandeja metálica que hace la función de una sartén de asar, en la que combinando sus programas especiales que combinan microondas suaves con grill, te permite dorar los alimentos tanto por arriba como por abajo sin usar casi nada de aceite.




Los alimentos que he probado a hacer en este modo y que quedan espectaculares son pizzas y patatas fritas, éstas se hacen con sólo una cucharada de aceite y en unos 15 minutos y de verdad que quedan perfectas y mucho más saludables que freírlas en sartén con litros de aceite.


Horno multifunción


Si eres de los que usas el horno una o dos veces por semana y no sólo para gratinar, deberías ya plantearte tener un horno multifunción, no sólo por el tamaño o la rapidez, sino porque te apetece hacer elaboraciones más complejas y quieres tener buenos resultados.

Este tipo de hornos son los de gama media actualmente y se pueden encontrar desde unos 200€. Además de venir con resistencia abajo y arriba (grill) vienen con convección, esto es un ventilador que hace que circule el aire por el horno, pudiendo así cocinar dos cosas a la vez y asegurarnos que el calor es uniforme por todo el horno y cocinándose más rápido.


A partir de aquí pueden tener más extras como apertura lateral de la puerta o carro extraíble, lo que hará sean algo más caros.

Lo que sí te recomiendo si haces muchos asados de carne, es la sonda térmica, que es un dispositivo con forma de aguja y conectado por un cable. La sonda se conecta por un lado en el horno y por el otro clavaremos la aguja en el centro de la pieza de carne, le pondremos que temperatura debe alcanzar ésta y cuando llegue el horno a dicha temperatura se para y te avisa, teniendo así carnes perfectamente asadas en el punto que quieras.


Hornos pirolíticos y con función al vapor


Si eres ya un experto en la cocina y cada vez usas más el horno, tendrás que buscar entre la gama alta. Aquí se incluyen los hornos pirolíticos, una función que hace que se autolimpien poniéndose a 500º durante una hora, carbonizando toda la suciedad que pudiera haber. Estos hornos suelen venir con puerta de triple cristal.


Los hornos que vienen con función al vapor ya son los más parecidos a una cocina profesional, tienen todas las funciones de un buen horno multifunción y además incluye la función del vapor. También los hay que incluyen la limpieza pirolítica.


Conclusión


Como conclusión, ya ves que hay una gama amplia dependiendo de las características y el precio que tienen.

Aparte, ya tendrás que fijarte que:

  • te guste más una marca u otra según sean sus botones, su display o pantalla,
  • si tiene programas especiales o
  • si quieres que sea de altura normal de horno o de media altura, como el que tengo en mi cocina, que es un horno multifunción de AEG que no llega a tener la altura de un horno normal.

La altura de horno normal permite cocinar dos bandejas a la vez, pero, en mi caso, no me gusta hacer dos platos diferentes al mismo tiempo, por ejemplo, no me veo haciendo un bizcocho y un asado a la vez, ni tampoco haciendo 2 bizcochos al mismo tiempo. Pero esto depende de cada hogar.


También tendrás que ver que sea una marca que te inspire confianza en cuanto a garantía y servicio postventa.


En fin, ya has visto que no es tan fácil elegir un horno, hay que tener en cuenta muchos factores, pero lo importante es que al menos tengas claro en que gama tienes la necesidad y a partir de ahí es ver diferentes marcas y modelos.

Aquí he seleccionado los modelos de horno que actualmente merecen la pena, échales un vistazo: